Te descubrimos el nuevo disco de Sabina “Lo niego todo”

1 Comentario

Publicada el: 17 febrero, 2017


Los amigos de Sony Music nos convocaron a las seis de la tarde en sus modernísimas oficinas para descubrir lo nuevo de Sabina. La mayoría de los que estábamos allí ya habíamos escuchado varias veces el single (de mismo título que el disco) y “Lágrimas de mármol” una canción muy rockera y muy Leiva cuyo “lyric vídeo” está muy trabajado y es muy original (si no lo habéis visto lo podéis hacer aquí)
Allí estábamos desde Juan Ramón Lucas (Onda Cero) hasta Iñaki López y Andrea Ropero de La Sexta Noche pasando por mis admirados Carlos H. Vázquez (Jefe de edición de Spain Media Books) y Arancha Moreno, directora de Efe Eme) 
Desde Sony nos piden amablemente que guardemos los móviles y que por favor no hagamos ninguna grabación ya que el disco no saldrá hasta el 10 de marzo. Y allí una veintena de periodistas nos concentramos y abrimos bien las orejas para escuchar las nuevas creaciones de Sabina y Leiva (por cierto, con las colaboraciones musicales en algunas canciones de Ariel Rot, Jaime Asúa y Pablo Milanés. Incluso Rubén Pozo ha vuelto a unir sus fuerzas con Leiva para componer al alimón una canción con Sabina)
El disco comienza con “Quien más quien menos”, una canción crepuscular, con ciertos tintes de película del oeste y con un estribillo potente ¡Ni un paso atrás!. Una de las canciones más “desnudas” a nivel de producción el la que destaca la voz de Joaquín y la de Olga Román, que vuelve a ocuparse de las segundas voces.) Me recordó ligeramente a “No permita la virgen”, pero por la manera de cantarla, no por la letra.

“No tan deprisa” es un homenaje a JJ. Cale (como ya hizo en “Rosa de lima”), “Postdata” es la canción más bailable y divertida del disco. Con mucha presencia de Olga Román y con la música de Ariel Rot.

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie

“Leningrado”, para mi, es la joya del disco. Una canción novelesca, muy trabajada, muy original, muy poética. En la línea de “El caso de la rubia platino”. En la línea argumental, me refiero. Es una pequeña película con muchas referencias al Muro de Berlín, San Petesburgo, etc

“Canción de primavera” es la canción más “cursi” del disco. Si se le puede poner este adjetivo a Sabina – cosa complicada, sin duda -. Una canción luminosa, bonita, simpática en la que habla de su “novia primavera”.

“Las noches de domingo acaban mal” es un rock muy Leiva. “¿Qué estoy haciendo aquí?” es la canción que más me desentonó del disco. Un música reggae que, en mi opinión, no acaba de dejar lucir los hallazgos de la letra (su esquema me recordó a “¿Quién me ha robado el mes de Abril?”, ya que cuenta varias historias de personajes totalmente distintos unidos por un mismo estribillo.

“Churumbeles” es otra de las joyitas del disco. Una rumbita absolutamente sabinera, muy divertida, cantada en primera persona por un Joaquín que se asoma a la ventana de su casa y disfruta viendo el ajetreo de Tirso de Molina, del Teatro Nuevo Apolo y de 3 gitanitas que van y vienen.

La canción que cierra el álbum se llama “Por delicadeza” y en ella Joaquín comparte micrófono con el propio Leiva.

Al terminar la escucha salió por sorpresa el mismísimo Joaquín. Ninguno de los que estábamos allí estuvimos lo suficientemente atentos como para grabar en condiciones sus palabras pero, aunque con muy mala calidad, saqué mi móvil para dejar testimonio (en audio) de sus palabras. Aquí puedes escuchar el fragmento final.

Aunque Joaquín solo estuvo 5 minutos charlando con la gente de la discográfica, tuvimos la suerte de conversar un poquito con él. Apenas un minuto. Lo suficiente como para que le dijera que “Leningrado” nos había emocionado, Carlos le preguntó sobre El pirata cojo y Lo niego todo y yo terminé la breve charla preguntándole si había disfrutado con “No tan deprisa”, el homenaje a JJ. Cale. Aquí podéis escucharlo (¡aunque el audio es pésimo!)

Como dice Sabina en otra canción suya… “Resumiendo”: el disco me ha gustado bastante. Con solo una escucha es muy difícil saber si estamos ante un disco que hará mella, que pasará a la historia, o no. Pero las primeras sensaciones son muy buenas. Y también quiero dejar escrito que aunque creo positivo el cambio de productor, porque en la variedad está el gusto y porque siempre es bueno “airear las ventanas”, hecho de menos a Pancho Varona y Antonio García de Diego y no me olvido que los mejores discos de Joaquín los han producido ellos. Ojalá vuelvan a encontrar la química que siguen teniendo aunque ellos no lo sepan.

1 Comentario

  •  
    Jesus

    18 febrero, 2017 at 09:39

    Responder

    Gracias Victor por estar en la presentación. La crítica me parece estupenda.
    Suerte tuvieron los representantes de algunos medios de estar con un grande como tú: conoces la trayectoria de Sabina a la perfección… y eres humilde.
    No todos pueden decir lo mismo.
    Haces grande nuestra gran emisora Radiosol.

Envía un comentario

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies